¿Quién es Fátima, la presa española más joven en el extranjero?

Fátima Ofkir Reyes es un chica de 21 años de L’Hospitalet (Barcelona). Con un carácter alegre y extrovertido, Fátima no pasaba desapercibida entre sus compañeros y participaba en todos los proyectos que se le ponían por delante: tocaba en la Escuela Municipal de Música, participaba activamente en la Asociación de Estudiantes de la ciudad y en la Asociación Educativa Itaca, era una destacada jugadora de softbol en el Hércules y llegó a ser la primera presidenta del Consejo Nacional de la Infancia y la Adolescencia de Cataluña. Aquí tenéis una entrevista en catalán donde ella misma os lo explica:

Lamentablemente, en una mala época de su vida, con solo 18 años, Fátima decidió viajar a Omán y fue arrestada acusada de tener siete kilos de morfina en las inmediaciones de la habitación del hotel donde se alojaba.

Tras dos años en la prisión de mujeres de Mascate, en la que es la única hispanohablante, un repentino endurecimiento en las penas tras la muerte del sultán provocó que lo que iban a ser ocho años de pena se convierten finalmente en 25.

Fátima solo puede hacer tres llamadas al mes para hablar con su familia. El consulado español en Omán se encarga de su manutención, pero no hay un tratado de extradición con el país que arroje luz para repatriarla.

Segun Amnistia Internacional, en Oman “Las mujeres sufrían discriminación en la legislación penal y en la relativa a la condición jurídica de las personas y a la familia .Las autoridades restringieron el derecho a la libertad de expresión y de asociación, valiéndose de procedimientos legales deficientes para suspender periódicos y detener, enjuiciar y condenar a periodistas por motivos penales y administrativos. Las familias de los defensores y defensoras de los derechos humanos estaban expuestas a sufrir hostigamiento e intimidaciones de las autoridades. Los trabajadores y las trabajadoras migrantes sufrían explotación y abusos. La pena de muerte continuaba en vigor; no se tuvo noticia de ninguna ejecución”

Su madre, Rosario, y todos los que la queremos solo pedimos una cosa: “Si se demuestra que ha cometido un delito, que cumpla una condena, pero que la cumpla aquí”.

#FreeFatima